Concepto de vicio oculto

Tags:

El vendedor de una vivienda está obligado al saneamiento por los defectos ocultos que ésta tenga, y de declararse su existencia, el comprador podrá optar entre desistir del contrato, abonándosele los gastos que pagó, o rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos.
La Jurisprudencia del Tribunal Supremo considera que para que surja la responsabilidad del vendedor por vicios ocultos, éstos, no han de ser conocidos fácilmente ni reconocibles por el comprador, han de ser anteriores a la venta y han de ser graves.
Así, por ejemplo, si el comprador de una vivienda antigua, situada en unos bajos, la compra pese a que en ella se aprecian desconchones en la pared por humedades, no debería poder accionar por vicios ocultos, pues esta humedad era claramente visible en el momento de la compra. Por el contrario, si una viga de madera oculta por un falso techo, está en mal estado por la carcoma, sí nos encontraríamos ante un claro vicio oculto, aunque fuera un hecho desconocido para el vendedor. Y si advierte la presencia de una plaga de termitas con posterioridad a la venta en algún lugar de la casa, cabrá preguntarse en buena lógica, si su aparición es un hecho grave y anterior a la venta o posterior.