División de la cosa común

Tags:

Cuando se es copropietario de un inmueble, y no concurre acuerdo entre propietarios para vender a un tercero conjuntamente o para adquirir uno de ellos la parte del otro , puede iniciarse un proceso judicial llamado división de la cosa común o actio comuni dividundo.

Se puede iniciar en cualquier momento y sin expresar los motivos.

Según la normativa catalana, el sistema funciona como explicamos a continuación.

Si el bien es susceptible de adoptar el régimen de propiedad horizontal, puede establecerse este régimen adjudicando los elementos privativos de forma proporcional a los derechos en la comunidad y compensando en metálico los excesos, o lo que es lo mismo, del edificio que constituía una sola finca registral, se impondrá por el Juez la división en varias unidades registrales , mediante las correspondientes obras , adjudicándose a cada propietario una unidad o varias y ordenando los pagos que equilibren los valores resultantes.

También puede llegar a hacerse la división adjudicando a uno usufructo y al otro la nuda propiedad.

El cotitular que lo es de las cuatro quintas partes de las cuotas o más puede exigir la adjudicación de la totalidad del bien objeto de la comunidad pagando en metálico el valor pericial de la participación de los demás cotitulares.

Pero si la finca es indivisible o desmerece notablemente al dividirse se adjudica el bien al cotitular que tenga interés en el mismo, y si existe más de uno, al que tenga la participación mayor, en caso de interés y participación iguales, decide la suerte.

Y finalmente, si ningún cotitular tiene interés, se vende en pública subasta y se reparte el precio.