¿Qué es un Contrato de Arras?

Tags:
¿Qué es un Contrato de Arras?

Un contrato de arras es un acuerdo jurídico por el cual se reserva el derecho de una vivienda previa entrega de una suma dineraria. En nuestro bufete, contamos con Abogados especialistas en Derecho Inmobiliario en Barcelona que le asesorarán sobre su contrato de arras y le
redactarán un contrato de arras en el cual se garanticen sus intereses. Existen tres tipos de contratos de arras:

1. Penitenciales: los más comunes, amparados por el art. 1454 del Código Civil, mediante los cuales se fija la cantidad que entrega el comprador y
que perderá en caso de no comprar finalmente la vivienda. En caso contrario, es decir, si el vendedor no quiera vender, deberá devolver el doble de dicha
cantidad al comprador.

Explicado de forma más detallada quedaría así: el futuro comprador se compromete a adquirir la vivienda en el plazo y condiciones pactadas en el contrato,
pudiendo desistir de la compraventa perdiendo la cantidad entregada en concepto de arras o señal.

Por parte del vendedor, la diferencia reside en la penalización, ya que si desiste de la compraventa deberá devolver por duplicado la cantidad que ha
recibido como arras o señal.

2. Confirmatorios: se entrega una suma dineraria en concepto de pago parcial del precio total. Si una de las partes incumple, la otra podrá exigir
el cumplimiento del contrato o la resolución de éste,
además la indemnización de los daños y perjuicios que corresponda.

3. Penales: similar a los penitenciales. La única diferencia reside en que si el comprado o vendedor desisten de la celebración o ejecución del contrato, no se les desliga de la obligación que han incumplido, que podrá ser exigida coactivamente. En este tipo de contratos también se podrán exigir los daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento.

El contrato de arras debe incluir los datos que aparecerán en el futuro contrato de compraventa, es decir, se debe especificar de qué vivienda se trata, el precio y forma de pago, plazos para el otorgamiento de la escritura pública y la distribución de gastos de la compraventa.

En el contrato se debe estipular la cantidad a entregar en concepto de arras, sin existir máximos ni mínimos, así como la forma de pago. Este tipo de operaciones parecen, a priori, sencillas, pero pueden convertirse en un calvario tornando una operación inmobiliaria rentable en una compra bajo condiciones claramente desfavorables. Es por esto, que desde Navarro Advocats, recomendamos que se consulte a abogados especialistas en asesoramiento inmobiliario para una redacción y revisión de este tipo de contratos, para que su contrato de arras sea una garantía y no una carga para usted.

Llame al 93 274 15 37 para recibir asesoramiento inmobiliario en Barcelona. Navarro Advocats, Abogados Derecho Inmobiliario Barcelona