¿A quién corresponde pagar los gastos de IBI, comunidad o seguros en un alquiler? Nuestros Abogados especialistas en Derecho Inmobiliario en Barcelona responden a esta pregunta

Tags:

Durante los últimos años, con una crisis económica sin precedentes y el crédito bancario totalmente cerrado, el mercado del alquiler ha sido el único que ha dado alegrías al sector inmobiliario español. Los precios de venta y de alquiler han bajado, y con ellos los márgenes, haciendo clave la negociación de condiciones entre inquilinos y propietarios para conseguir un resultado satisfactorio para ambos.

Un punto clave de estas negociaciones está siendo el hecho de determinar quién paga los diferentes gastos que conlleva la vivienda alquilada. ¿A qué tipo de gastos nos estamos refiriendo? Al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), los gastos de comunidad, la tasa municipal de basuras, los diferentes seguros del hogar, el mantenimiento y revisión de la caldera o incluso la línea de teléfono.

En los últimos años, ha sido el arrendatario quien ha gozado de mayor poder de negociación, aunque los propietarios con un buen producto y que podían esperar para alquilar el inmueble con las condiciones que creían oportunas han seguido gozando de margen de maniobra. Al fin y al cabo, el punto clave para el propietario es obtener la mayor rentabilidad de sus inmuebles, y esto pasa por desviar el máximo número de gastos hacia el inquilino. Dadas estas condiciones, nos encontramos con una situación que está dando a pie a muchas disputas, en las que en muchas de ellas es recomendable acudir a su abogado especializado en derecho inmobiliario con tal de asegurarse de las implicaciones de dichas cláusulas.

La legislación actual da libertad de pacto entre las partes (Art. 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos). Pero, ¿A quién le corresponde hacer frente a cada uno de estos cargos, al propietario o al inquilino? A continuación les detallamos unas guías de actuación, pero lo más conveniente es acudir a un abogado especialista en derecho inmobiliario y estudiar cada caso en particular para evitar futuros problemas de mayor gravedad, ya que la redacción de estas cláusulas puede dar pie a interpretaciones que no vayan en su favor, sino más bien lo contrario.
Para enfocar estas negociaciones podemos optar por varias opciones: una de ellas consiste en transferir, previo acuerdo, todos o gran parte de los gastos a cargo del inquilino o bien del propietario; otra puede ser distribuir los gastos en función d, en el que distribuiremos los gastos en función de disfrute o propiedad del elemento en cuestión.

En Navarro Advocats Associats, Abogados especialistas en Derecho Inmobiliario en Barcelona, creemos (y nuestra experiencia de mediación en numerosos acuerdos entre inquilino y propietario así lo indica) que es posible acordar prácticamente cualquier reparto de los gastos. Es importante destacar que ninguna de las partes puede obligar a la otra a firmar unas condiciones que no le sean favorables. Ambas partes deben llegar a un acuerdo en que ambos, voluntariamente, acepten las condiciones.

En cualquier caso, y como hemos comentado anteriormente, la valoración de un abogado especialista en derecho inmobiliario les sacará de dudas sobre la validez jurídica de su acuerdo, así como de los derechos y obligaciones que implican para cada una de las partes, ya que un incumplimiento de estas puede ser fruto de sanciones, indemnizaciones o incluso el desahucio.

Si desea recibir asesoramiento legal en sobre su alquiler puede realizar su consulta online llamando al 93 274 15 37, enviando un correo electrónico a info@navarroadvocats.com o mediante nuestro formulario de contacto.

 

Abogados Especialistas en Derecho Inmobiliario en Barcelona